sábado, 18 de octubre de 2008

El Debate Chomsky / Foucault. La tarea política (y científica)

Me parece que la verdadera tarea política en una sociedad como la nuestra es realizar una crítica del funcionamiento de las instituciones que parecen neutrales e independientes; hacer una crítica y atacarlas de modo tal de desenmascarar la violencia política que se ha ejercido a través de estas de manera oculta, para que podamos combatirlas. En mi opinión, esta crítica y esta lucha, son esenciales por distintos motivos: en primer lugar, porque el poder político va mucho más allá de lo que uno sospecha; hay centros y puntos de apoyo invisibles y poco conocidos; su verdadera resistencia, su verdadera solidez quizá se encuentra donde uno menos espera. FOUCAULT, Michel, en CHOMSKY, Noam y FOUCAULT, Michel. La Naturaleza Humana: justicia versus poder. Katz. Madrid. 2006. Trad. Leonel Livchits. P. 59.

Sin duda, estoy de acuerdo, no solo en teoría sino también en la acción. Creo que hay dos tareas intelectuales: una, a la que me referí, es intentar crear la visión de una sociedad futura donde impere la justicia; esto significa crear una teoría social humanista, basada, si es posible, en una concepción humanista y firme de la esencia humana, o de la naturaleza humana. Esa es una de las tareas. La otra consiste en comprender cabalmente la naturaleza del poder, la opresión, el terror y la destrucción en nuestra propia sociedad. Y sin duda, esto incluye las instituciones que mencionó [Foucault], así como las instituciones claves de toda sociedad industrial, a saber, las instituciones económicas, comerciales y financieras y, en particular, en el periodo que se avecina, las grandes corporaciones multinacionales (…). CHOMSY, Noam, en CHOMSKY, Noam y FOUCAULT, Michel. La Naturaleza Humana: justicia versus poder. Katz. Madrid. 2006. Trad. Leonel Livchits. P. 60.


He estado leyendo un librito, interesantísimo, que contiene el debate que se produjo, para la televisión holandesa, entre Noam Chomsky y Michel Foucault, en 1971. Realmente es muy bueno.

Una parte que me intereso, sobretodo, fue esta que transcribo, respecto de la tarea política, y las respuestas de Foucault y Chomsky sobre eso. Yo no se mucho, lo de Chomsky es super interesante, pero lo de Foucault me pareció, por así decirlo, revelador.

Este quizás no sea un post tan jurídico. Pero creo que las palabras de MF (nos) muestran una importante tarea, que pienso que la gente que se dedica a estudiar debiera tener en cuenta. Creo que la ciencia no es neutral. Además, tengo la fuerte convicción (y estoy lejos de decir algo nuevo) de que el derecho tiene mucho de político. De alguna manera, con esto, quiero reivindicar los (tampoco se como se llaman técnicamente) los estudios científicos críticos.

Creo que quienes estamos interesados por el derecho, por la justicia, por la participación, por la democracia, no podemos dejar de interesarnos por el fundamento de las instituciones y prácticas de nuestra sociedad, en la que, como dice MF, el poder político va mucho más allá de lo que uno sospecha; hay centros y puntos de apoyo invisibles y poco conocidos. Y creo que MF se refiere, con el poder político no solo al Estado, sino también a todos los centros formadores de políticas, como las grandes corporaciones. Conocer que hay realmente detrás de las instituciones que damos como neutrales es una tarea realmente importante, para pensar y repensar individual, y sobretodo, colectivamente, que es lo que queremos como sociedad.

Un poco el objetivo de este post es reivindicar, aunque obviamente ellos no me necesiten, trabajos como los de Roberto Gargarella, en La Justicia frente al Gobierno, y de Jeremy Waldron, en Derecho y Desacuerdos. Me paso, cuando empecé a leer estas críticas al control judicial de constitucionalidad, de pensar: ¿Pero si no tenemos esto, qué hacemos? ¿Quién nos protege de los legisladores? Y muchas veces, ante la incertidumbre, preferí lo viejo, lo que ya conozco. No es que tenga tomada una posición, pro-control o anti-control. Pero si creo que ahora no veo al control judicial como algo aséptico, que se deriva necesariamente de la Constitución. Dice Foucault que el poder político también se ejerce a través de la mediación de ciertas instituciones que parecerían no tener nada en común con el poder político, que presentan como independientes a este, cuando en realidad no lo son (p. 58).

Y creo que lo de Foucault me (y nos) alienta a tener un espíritu crítico, a tratar de ver lo mucho de no científico que hay en las ciencias, lo mucho de político que hay en el derecho. Y esa es una tarea que vale muchísimo la pena, aún cuando no tenga una mejor respuesta.

LINKS. El debate en inglés, acá. En español, la parte del debate que se relaciona con la política y la tarea científica, acá. Dos partes del debate, en youtube (parte 1, parte 2)

1 comentario:

bj dijo...

si hay una tarea...
¿es política, o científica,
o más bien social
(no limitado a quienes están en ciencia)?

¿puede que no haya tarea y...
sálvese quien pueda?

abz,

ya sabemos quién
firma

no sé cómo lo logro
(lo de la identificación en modo casi incógnito)
pero bueno,
ósculos